Caturgua en terreno

ENCUENTRO MUNDIAL DE ZONAS AZULES GENERA NOTABLES RESULTADOS

La validación de los factores protectores de la longevidad saludable entre los expertos internacionales, la creación de una red de información e investigación así como la firma de un Convenio Marco entre las instituciones fueron parte de los resultados del Encuentro Mundial de Zonas Azules.
La ruta hacia una longevidad saludable es un camino que contante construcción y precisamente el Encuentro Mundial de Zonas Azules celebrado del 16 al 18 de Noviembre en Nicoya dejó huellas importantes para determinar algunos de los pasos a seguir para preservar las cinco Zonas Azules que actualmente existen en el mundo.
Uno de los puntos medulares de este encuentro fue precisamente el Foro Científico Internacional titulado: “Longevidad Positiva y Envejecimiento Saludable”; el espacio dónde los investigadores, científicos, doctores y demógrafos internacionales y nacionales colocaron toda la información sobre “una mesa de discusión azul” para comprender los puntos de convergencia y similitudes de las Zonas Azules de Icaria, Grecia; Cerdeña Italia, Loma Linda Estados Unidos; Okinawa Japón y obviamente la anfitriona: La Península de Nicoya en Costa Rica.
Por primera vez la historia los más destacados investigadores del mundo sobre tema de las Zonas Azules compartieron su conocimiento e investigaciones más recientes. La destacada lista incluyó a los pioneros investigadores sobre el tema, Michael Poulain de Bélgica; Dr. Gianni Mario Pes y Paolo Francalacci, ambos de Cerdeña Italia; Cristina Cherysohoou de Icaria, Grecia; Makoto Suzuki de Okinawa Japón; Gina Siapco de Loma Linda, Estados Unidos y Diego Bernardini de Argentina.
Entre los invitados internacionales también estuvo presente el periodista e investigador de National Geographic, Dan Buettner, responsable de popularizar en el mundo el concepto de las Zonas Azules mediante de la publicación de varios artículos y libros catalogados best sellers sobre cómo este tema tiene un conexión directa con la alimentación, la espiritualidad, una razón de vivir, el ejercicio físico y la felicidad como un elemento transversal.
También se compartieron los resultados de investigaciones realizadas por el demógrafo Luis Rosero y la doctora Elizabeth Lopez, ambos de origen costarricense, quienes realizaron significativos aportes sobre la longevidad saludable. Además se aprovechó para develar el estudio más reciente sobre longevidad realizado por el Instituto de Estudios Sociales en Población (IDESPO) de la Universidad Nacional de Costa Rica.
Para Fernando Montero, coordinador general del Foro Científico Internacional del Encuentro Mundial de Zonas Azules “la experiencia fue sumamente satisfactoria porque se lograron obtener puntos de convergencia relevantes de cómo la longevidad saludable se obtiene al visualizar a las personas desde una óptica completa e integral, desde su espiritualidad y el comportamiento de convivencia con otras personas, la sana alimentación, las horas de sueño, así como la importancia de tener metas claras y determinar qué generara felicidad, con la familia como un eje fundamental dentro de una integración intergeneracional”.
Encuentro de Resultados Tangibles
Todos los expertos internacionales coincidieron en la necesidad de comunicar al mundo los factores que hacen posible una longevidad saludable y para reflexionar acerca del proceso que conllevan las Zonas Azules como espacios geográficos singulares en el mundo con alta concentración de habitantes de noventa y cien años que logran llegar a estas edades gozando de un envejecimiento positivo, pero ante todo lúcido y activo.
A partir de esta necesidad como resultado del Encuentro de establecerá una Red Internacional de Longevidad Saludable que será liderada desde Costa Rica para “construir conjuntamente conocimiento”, según compartió Montero. También se establecerán algunas características comunes para determinar si en el futuro cercano eventualmente se puedan agregar Zonas Azules adicionales en el mundo.
El periodista Dan Buettner concluyó que “es un orgullo enorme ver los resultados de cómo la idea de investigar sobre el tema de la longevidad que surgió hace quince años se ve materializada en la reunión de los grandes científicos investigadores sobre el tema de las Zonas Azules”. Agregó que debemos de alguna forma emular, duplicar o copiar el estilo de vida de los centenarios y su manera de vivir, pero ante todo su medio ambiente, su dieta, la actividad, pero ante todos las conexiones que establecían, humanas no tecnológicas”.
Según el investigador belga Michael Poulain, uno de los mensajes más importantes del Encuentro Mundial de Zonas Azules es comunicar al mundo que “Costa Rica posee un tesoro de longevidad en la Península de Nicoya, que proviene de las generaciones pasadas y ha sido construido año tras año. Este tesoro incluye la atmósfera que los rodea”. Concluyó instando de manera enfática “por favor coloquen y mantengan a las nuevas generaciones por el mismo camino en medio del tesoro de esta Zonas Azul.
Paralelamente y con el propósito de generar políticas públicas se firmó un Convenio Marco de Cooperación para establecer, promover y apoyar la Zona Azul de la Península de Nicoya. Entre los compromisos adquiridos sobresale la promoción sostenible y equitativa de la población de adultos mayores y longevos, establecer una agenda cultural afín, fortalecer el turismo rural, comunitario y sostenible. Además impulsar mecanismos que desarrollen buenas prácticas de promoción de la salud en los “cinco cantones azules” de la Península, fortalecer las redes de apoyo, así como incentivar el rescate de lecciones de vida y las tradiciones.
Dicho Convenio fue firmado por la Vicepresidenta de la República, Ana Helena Chacón, ministerios e instituciones de Gobierno y los Alcaldes Municipales de los cantones de la Península de Nicoya: Nandayure, Hojancha, Carrillo, Santa Cruz y Nicoya. “Este encuentro nos compromete a preservar esta Zona Azul pero ante todo que tenga un efecto multiplicador y de enseñanza en los otros cantones del país” expresó Ana Monge, Comisionada del Consejo Social Presidencial del Gobierno de Costa Rica.
El Encuentro Mundial de Zonas Azules sentó las bases para demostrar que “sí se puede” pensar en una Costa Rica pintada de azul, tomando como referencia los hábitos saludables de los más de 900 habitantes de 90 años y 43 centenarios de la Península de Nicoya que han logrado superar la expectativa de vida y servir como ejemplo para el mundo entero, sin duda un reto para las nuevas generaciones y en una realidad dónde la pirámide poblacional del mundo se invierte con el incremento de cada vez más adultos mayores.

Imprimir Correo electrónico

¿Le gustaría recibir noticias de Guanacaste y Caturgua?

Suscríbase a nuestros boletines y manténgase informado sobre el presente y futuro de Guanacaste.
Un email de bienvenida con un boton de re-confirmación, le será enviado ahora. No olvide confirmarlo.